1

Mujer y Política de Defensa

8 de Marzo
2019, Día Internacional de la Mujer Trabajadora

  • El 8 de marzo deseamos recordar con satisfacción a las mujeres que
    forman parte de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del
    Estado, y a las que dedican su actividad profesional en ámbitos de la comunidad
    estratégica, incluyendo centros de estudios y análisis, asociaciones, iniciativas
    académicas y de fomento de cultura de seguridad y defensa.
  • La Defensa y la comunidad política implican una actitud y unos
    valores compartidos que se expresan en el amor a la Patria, por lo que deseamos
    reconocer a aquellas mujeres que encarnan el espíritu de sacrificio, la
    disciplina, la valentía, el honor, el compañerismo y el espíritu de servicio
    por el bien común de España.
  • Sin embargo, constatamos que en esta fecha la mujer vuelve a ser
    reducida a una cifra y un día, traducido en rivalidad o exigiendo una paridad
    basada en número, que tiene como objetivo compensar una estadística. Igualdad
    de número no es lo mismo que equidad. La agenda Mujer, Paz y Seguridad alienta
    a la implicación de las mujeres en la resolución de conflictos y las
    operaciones militares. En los ámbitos de seguridad, al estar todo el sistema
    orientado al cumplimiento de la misión encomendada, creemos que el verdadero
    reto debería ser la equidad y la complementariedad, no la igualdad de número en
    puestos y unidades. Creemos que una cuota de género no mejorará las políticas
    de Defensa ni logrará resultados en las misiones internacionales, pues éstas
    dependen de un equipo y de unas capacidades, no de unas medidas con fines partidistas.
  • Nosotras, junto a otras muchas mujeres comprometidas con la
    difusión de la cultura de Defensa, creemos que la mujer no debería ser una
    cifra ni un porcentaje en una agenda política. La mujer es también madre y esta
    fecha señalada no debe consistir únicamente en reivindicar derechos laborales y
    una lucha soterrada contra el hombre, omitiendo el don de la maternidad y el duro
    trabajo que implica formar y cuidar una familia, que es el futuro de la
    sociedad. Contemplamos, una vez más, cómo la narrativa política sobre la mujer
    permanece ajena a la realidad de la Defensa, con muy poca comprensión hacia la
    acción social en las Fuerzas Armadas. Un síntoma son los problemas sobrevenidos
    de la conciliación y las operaciones en el exterior.
  • En esta fecha conviene recordar a las mujeres que ejercen una
    labor profesional encomiable y también a las otras que permanecen en la sombra,
    las que contribuyen al éxito de la misión al garantizar estabilidad mediante
    otro tipo de sacrificio. Son mujeres con formación, preparadas, y una gran
    mayoría de ellas amas de casa (sin sueldo), seguidoras en su mayoría de la
    profesión de sus maridos con los continuos cambios de destino, las ausencias
    por maniobras y las largas misiones. Mujeres que sólo salen en la foto cuando
    un político famoso despide o recibe a un contingente desplazado, o cuando hay
    un funeral por un caído. Ellas, todas ellas, forman parte de la misión y hacen
    grande a España.

Descarga Comunicado «Mujer y Política de Defensa»