“Mission command”, ¿alguien sabe qué es?

Análisis 233

“No deben impartir más órdenes que aquellas que sean estrictamente necesarias y eviten planear más allá de la situación que puedan prever”. “A mayor nivel de Mando, más cortas y genéricas deben ser las órdenes”. Helmuth von Moltke (1869)

Entre sus 200 páginas, nuestro manual para el Planeamiento de las Operaciones en el Nivel Táctico[1] apenas dedica unos breves párrafos genéricos al concepto Mission Command (MC). Incluidos en el epígrafe El Mando Orientado a la Misión, expone acertadamente que surge como una filosofía de mando y considera que ambos conceptos son sinónimos. Por otra parte, el resumen ejecutivo Fuerza 35 asegura que la aplicación de un “nuevo” Mission Command forzará mayor velocidad a las operaciones; con lo que parece ubicarlo en el nivel procedimental. El MC quedaría así reducido a un método, si bien novedoso y revolucionario, disponible en un catálogo[2]. El primer documento pasa de puntillas sobre el concepto, y el segundo lo desvirtúa completamente.

El producto de nuestros procesos de planeamiento táctico, e incluso operacional, continúan siendo voluminosas órdenes de operaciones con multitud de anexos y documentación auxiliar. Constituyen un paquete tan inmanejable hoy día como lo fue para Moltke en 1858. Aunque el pensamiento corporativo asegurará que el sistema es adecuado, lo cierto es que su validez actual es cuestionable y no cabe duda de que en el horizonte 2035[3] sería un despropósito. Además, es incompatible con la filosofía del MC.

Desde que Federico el Grande observó que sus experimentados jefes regimentales a menudo se volvían a la espera de órdenes, en lugar de explotar las oportunidades que aparecían en la batalla, hasta que Moltke (el Viejo) formuló el concepto de Auftragstaktik, pasó casi un siglo[4]. Moltke dictó que, como norma, una orden debe contener solo lo que el escalón subordinado no pueda determinar por sí mismo para alcanzar sus objetivos. El resto debe quedar a criterio del jefe en el terreno, que conoce la idea de maniobra de su Comandante hasta el punto de identificarse plenamente con ella. ¿Cómo se consigue esa sincronía?

No es fácil, el concepto se discutió en los ámbitos militares prusianos y alemanes durante décadas. Incluso el US ARMY no lo comprendió hasta la década de 1980[5] ya que la formación militar de sus oficiales, doctrinalmente estricta, se lo impedía. Auftragstaktik es un concepto cultural, en ningún caso técnico. No es una asignatura que se pueda estudiar como la táctica o la topografía. El aspirante a cuadro de mando se ve sumergido en esa atmósfera desde el primer momento y la interiorizará y perfeccionará con la práctica constante en todos los ámbitos de la vida castrense, en paz y en guerra. El futuro líder militar aprenderá a desterrar la aversión al riesgo en la toma de decisiones, si es necesario incluso más allá de su ámbito de responsabilidad. Y lo que es la clave del éxito, será capaz de trasmitir en el futuro a sus subordinados ese modo de pensar y actuar.   

Fieles al pensamiento de Molke, absolutamente genial, podemos concluir que el MC no es una técnica de mando, ni siquiera es un procedimiento de C2[6]. Sí es, en cambio; una verdadera filosofía, un constructo cultural que conduce al más alto exponente del ejercicio de la profesión militar en los niveles táctico y operacional. Por tanto, no puede ser constreñido a un paquete de normas e instrucciones, a menudo indefinidas.

Fco. Javier Quiñones, Máster en Paz, Seguridad y Defensa (UNED)


[1] PD (Publicación Doctrinal) 4-026. Aún en borrador.

[2] La derogada PD1-001 (1980) Doctrina para el empleo táctico de las Armas y los Servicios, definía los procedimientos como métodos de ejecución del combate.

[3] El EO 2035 se caracterizará, entre otros factores, por una volatilidad y complejidad extremas.

[4] La causa que originó dicha reflexión en Moltke fue la funesta impresión que le causó la inmensa colección de órdenes escritas emitidas para los ejercicios anuales del Alto Estado Mayor prusiano del año 1858.

[5] Hubo excepciones como George S. Patton o Matthew Rigdway entre unos pocos.

[6] Command and Control.

Reflexión sobre pensamiento político-militar y planeamiento de operaciones

Las opiniones son de exclusiva responsabilidad del autor

Foto: Ejército de Tierra (Ministerio de Defensa)

image_printImprimir